¿Cómo reducir el SPAM?

¿Qué es el spam?

El término spam refiere a mensajes de correo electrónico no solicitados y no deseados. El spam no necesariamente contiene virus: los mensajes válidos de fuentes legítimas podrían entrar en esta categoría.

¿Cómo reducir la cantidad de spam?

  • Tené cuidado al publicar tu dirección de correo electrónico: analizá bien antes de responder cualquier solicitud de correo electrónico. Los spammers pueden recolectar cualquier dirección de correo publicada en un sitio web. Si proporcionas tu mail a una empresa, esa información a menudo se ingresa en una base de datos para que puedan rastrearse la información y las preferencias del cliente. Si estas bases de datos se venden o se comparten con otras compañías, podrías recibir correos electrónicos no solicitados.
  • Verificá las políticas de privacidad: antes de proporcionar tu dirección de correo electrónico, revisá las políticas de privacidad. La mayor parte de los sitios tendrán un enlace donde pedirán que envíes datos personales. Recomendamos que leas estas políticas antes de enviar tu mail o cualquier otra información personal para saber qué planean hacer los propietarios del sitio.
  • Verificá las opciones seleccionadas de forma predeterminada: cuando te registrás para cuentas o servicios en línea, puede que exista una sección que brinde la opción de recibir correos electrónicos acerca de otros productos y servicios. A veces hay opciones seleccionadas de forma predeterminada; si no las desmarcás podrías comenzar a recibir correos electrónicos de esas listas.
  • Utilizá filtros de correo no deseado: muchos programas de correo electrónico ofrecen capacidades de filtrado que permiten bloquear ciertas direcciones, o bien permitir correos electrónicos de direcciones de tu lista de contactos. Muchos ISP también ofrecen servicios de etiquetado de spam que permiten al usuario la opción de revisar los mensajes sospechosos antes de que sean eliminados. El etiquetado de spam puede ser útil, junto con las capacidades de filtrado proporcionadas por muchos clientes de correo electrónico.
  • Informar mensajes como spam: la mayoría de los clientes de correo electrónico ofrecen una opción para informar un mensaje como spam. Si tu cliente de correo electrónico tiene esa opción, aprovéchala. Informar los mensajes como spam ayuda a entrenar el filtro de correo para que los mensajes no se entreguen en tu bandeja de entrada. Sin embargo, recomendamos que revises ocasionalmente tus carpetas de correo no deseado o spam para buscar mensajes legítimos clasificados incorrectamente como spam.
  • No accedas a los links en los mensajes de spam: algunos mensajes de spam se basan en generadores que prueban variaciones de mails en ciertos dominios. Si hacés click en un enlace dentro de un mensaje de correo electrónico, estás confirmando que tu dirección de correo electrónico es válida. Los mensajes no deseados que ofrecen una opción de «darse de baja» son particularmente tentadores, pero a menudo esto es solo un método para recopilar direcciones válidas que luego se dirigen hacia otro correo no deseado.
  • Deshabilitá la descarga automática de gráficos en el correo HTML: muchos spammers envían correo HTML junto con un archivo gráfico vinculado, el cual luego se utiliza para rastrear quién abre el mail. Cuando tu cliente de correo descarga el gráfico desde tu servidor web, los spammers saben que has abierto el mensaje. Deshabilitar por completo el correo HTML y ver mensajes en texto plano ayuda a evitar este problema.
  • Considerá abrir una cuenta de mail adicional: muchos dominios ofrecen cuentas de correo electrónico gratuitas. Si envías tu mail con frecuencia (compras en línea, suscripciones a servicios, etc), es posible que necesites una cuenta de correo electrónico secundaria para proteger tu cuenta principal. También podrás usarla para publicar en listas de correo públicas, redes sociales, blogs y foros. Si la cuenta comienza a llenarse de spam, podrás deshacerte de ella y abrir otra nueva.
  • Utilizá la configuración de privacidad en los sitios de redes sociales: los sitios de redes sociales generalmente permiten elegir quién tiene acceso para ver tu mail. Considerá ocultar tu cuenta de correo o cambiar la configuración para que un pequeño grupo de personas de puedan verla. Tené en cuenta que, cuando utilizás aplicaciones en estos sitios, podrías estar otorgando permisos para acceder a tu información personal. Por lo tanto, mucho cuidado con las aplicaciones que elijas utilizar.
  • No envíes spam a otras personas: comportate como un usuario responsable y considerado; sé selectivo con los mensajes que redistribuyas. No reenvíes mensajes a todos tus contactos. Si los destinatarios te piden que no les reenvíes mensajes, respetá sus solicitudes.

Y recordá que si tenés dudas o consultas, podés escribirnos a soporte@baehost.com

Hasta la próxima!

FacebooktwitterlinkedinFacebooktwitterlinkedin

Deja un comentario