¿Cómo protegernos ante virus y malware?

¿Qué es un código malicioso?

Un código malicioso es un archivo o programa no deseado que puede causar daño a una computadora o comprometer sus datos almacenados. Existen varias clasificaciones de código malicioso: virus, gusanos y caballos de Troya.

Los virus tienen la capacidad de dañar o destruir archivos en un sistema informático. Se propagan al compartir un medio extraíble ya infectado, abrir archivos adjuntos de correo electrónico maliciosos y visitar páginas web maliciosas.

Los gusanos son un tipo de virus que se propagan automáticamente desde una computadora hacia otra. Su funcionalidad es utilizar todos los recursos de la computadora para que deje de funcionar.

Los troyanos son programas de computadora que ocultan un virus o un programa potencialmente dañino. E común que el software libre contenga un caballo de Troya.

Los archivos de datos maliciosos son archivos no ejecutables (un documento de Microsoft Word, un PDF de Adobe, un archivo ZIP o un archivo de imagen) que explotan las debilidades en el software utilizado para vulnerarlo. Los atacantes usan archivos de datos maliciosos para instalar malware en el sistema de una víctima, distribuyendo los archivos comúnmente mediante correo electrónico, redes sociales y sitios web.

¿Cómo protegerte del código malicioso?

Seguir estas prácticas de seguridad te ayudará para reducir los riesgos asociados al código malicioso:

  • Instalar y mantener software antivirus. El software antivirus reconoce el malware y protege tu computadora. La instalación de software antivirus de un proveedor de confianza es un paso importante para prevenir y detectar infecciones. Visitá siempre los sitios de los proveedores en lugar de hacer click en anuncios o enlaces de correo electrónico. Es importante mantener actualizado tu software antivirus.
  • Precaución con los enlaces y archivos adjuntos. Tomá las precauciones adecuadas cuando utilices tu correo electrónico y los navegadores web para reducir el riesgo de infección. Tené cuidado con los archivos adjuntos de correo electrónico no solicitados, y al hacer click en los enlaces de correo electrónico.
  • Bloquear anuncios emergentes. Los bloqueadores de ventanas emergentes deshabilitan ventanas que podrían contener código malicioso. La mayoría de los navegadores tienen una función gratuita que puede habilitar los bloqueos de anuncios emergentes.
  • Usá una cuenta con permisos limitados. Es una buena práctica de seguridad usar una cuenta con permisos limitados al navegar por Internet. Si se infecta, los permisos restringidos evitan que el código malicioso se propague y escale a una cuenta administrativa.
  • Deshabilitá las funciones de AutoRun y ​​AutoPlay de medios externos. La desactivación de las funciones AutoRun y ​​AutoPlay evita que los medios externos infectados con código malicioso se ejecuten automáticamente en tu computadora.
  • Cambiá tus contraseñas. Si crees que tu computadora está infectada, cambiá tus contraseñas. Utilizá contraseñas seguras ya que esto dificultará a los atacantes.
  • Mantené el software actualizado. Instalá parches de software en tu computadora para que los atacantes no aprovechen las vulnerabilidades conocidas. Considerá habilitar actualizaciones automáticas cuando estén disponibles.
  • Copias de seguridad. Realizá regularmente copias de seguridad de tus documentos, fotos y mensajes de correo electrónico importantes en la nube o en un disco duro externo. En caso de infección, tu información no se perderá.
  • Instalar o habilitar un firewall. Los firewall pueden prevenir algunos tipos de infección al bloquear el tráfico malicioso antes de que ingrese en tu computadora. Algunos sistemas operativos incluyen un firewall; si el sistema operativo que estás utilizando incluye uno, habilitalo.
  • Utilizá herramientas anti-spyware. El spyware es una fuente común de virus, pero puede minimizar las infecciones mediante el uso de un programa que identifique y elimine el spyware. La mayor parte del software antivirus incluye una opción anti-spyware; asegurate de habilitarlo.
  • Monitorear cuentas. Buscá cualquier uso no autorizado o actividad inusual en tus cuentas, especialmente en las cuentas bancarias. Si identificás actividad no autorizada o inusual, comunicate con tu proveedor de cuenta de inmediato.
  • Evitá usar wifi público. La conexión Wi-Fi pública no segura puede permitir que un atacante intercepte el tráfico de red de tu dispositivo y obtenga acceso a tu información personal.

¿Qué necesitas saber respecto del software antivirus?

El software antivirus analiza los archivos y la memoria de la computadora en busca de patrones que indiquen la posible presencia de código malicioso. Podés realizar análisis antivirus de forma automática o manual.

Escaneos automáticos: la mayoría de los programas antivirus pueden escanear archivos o directorios específicos automáticamente. Con frecuencia se agrega nueva información de virus, por lo que es una buena idea aprovechar esta opción.

Escaneos manuales: si tu software antivirus no escanea automáticamente archivos nuevos, deberás escanearlos manualmente antes de abrirlos, incluidos los archivos adjuntos de correo electrónico, descargas web, CD, DVD y USB.

Aunque el software antivirus puede ser una herramienta poderosa para ayudar a proteger tu computadora, a veces puede provocar problemas al interferir con el rendimiento de tu computadora. Demasiado software antivirus puede afectar el rendimiento de tu ordenador y la efectividad del software.

Investigá las opciones por adelantado. Analizá el software antivirus y antispyware disponible para determinar la mejor opción. Considerá la cantidad de código malicioso que reconoce el software y con qué frecuencia se actualizan las definiciones de virus. Además, verificá los problemas de compatibilidad conocidos con otro software que pueda estar ejecutando en tu computadora.

Limitá la cantidad de programas que instales. Actualmente hay software que incluyen antivirus y antispyware. Si decidís elegir antivirus o antispyware por separado, solo necesitás un programa antivirus y un programa anti-spyware. Instalar más programas aumenta el riesgo de problemas.

Hay muchos proveedores de software antivirus, y decidir cuál elegir puede ser confuso. Todos los programas de software antivirus suelen realizar el mismo tipo de funciones, por lo que tu decisión puede basarse en recomendaciones, características, disponibilidad o precio. Independientemente del paquete que elijas, la instalación de cualquier software antivirus aumentará tu nivel de protección.

¿Qué puedo hacer si me convierto en victima de un código malicioso?

El uso de software antivirus es la mejor manera de proteger tu computadora contra el código malicioso. Si creés que tu computadora está infectada, ejecuta tu software antivirus. Naturalmente, tu antivirus identificará cualquier código malicioso en tu ordenador y los pondrá en cuarentena para que no afecten tu sistema. También deberás considerar estos pasos adicionales:

Minimizá el daño. Si estás en la oficina y tenés acceso al departamento de tecnología de la información (TI), comunicate con ellos de inmediato. Cuanto antes puedan investigar y «limpiar» tu computadora, mucho mejor. Si estás utilizando una computadora o notebook, desconectalá de Internet; esto evitará que el atacante acceda a tu sistema.

Eliminá el código malicioso. Si tenés instalado un software antivirus en tu computadora, actualizalo y realizá un análisis manual de todo tu sistema. Si el software no puede localizar y eliminar la infección, es posible que debas reinstalar el sistema operativo, generalmente con un disco de restauración del sistema. Tené en cuenta que la reinstalación o restauración del sistema operativo generalmente borra todos los archivos y cualquier software adicional que haya sido instalado en tu computadora. Después de que reinstales el sistema operativo, instalá todos los parches apropiados para reparar vulnerabilidades conocidas.

Las amenazas a tu computadora continuarán evolucionando. Aunque no se pueden eliminar todos los peligros, tomar medidas de precaución, instalar y usar software antivirus, y seguir otras prácticas de seguridad simples, podrás reducir significativamente el riesgo y fortalecer tu protección contra el código malicioso.

Y recordá que si tenés dudas, podés escribirnos a soporte@baehost.com

Hasta la próxima!

FacebooktwitterlinkedinFacebooktwitterlinkedin

Deja un comentario